Image module

MASTERPLAN Y ANTEPROYECTO DE ECOPARQUE – CONCURSO DE IDEAS
Mendoza, Argentina. 2018

El futuro ECOPARQUE de Mendoza remite al concepto de ECOLOGÍA. Sin embargo E.C.O puede ser el acrónimo de tres vectores fundamentales: ENTORNO CULTURA y OCIO. Tres grandes pilares que dan forma a la reconversión del ex Zoo de Mendoza modificando y ampliando el espectro de sus actividades y recursos para este siglo XXI.
La diversidad, complementariedad y transversalidad de los tres ejes, Entorno, Cultura y Ocio, da lugar a una nueva variedad de vivencias que van a ser posibles en el nuevo ECOPARQUE. El eje ENTORNO, en tanto que soporte de vivencias y escenario de acción tanto del ser humano como de las especias animales, vegetales y minerales. CULTURA y OCIO en conjunto apuntan a la educación y re-educación: se proponen actividades para niños de 0 a 12 años y para adolescentes, edades en que el ser humano se encuentra ávido de conocimiento y aventuras, de manera que sean los sujetos convocados al nuevo ECOPARQUE, acompañados por los adultos. Re-educación de los adultos, en el sentido de desaprender las conductas desacertadas, propias de un paradigma que actualmente es obsoleto, respecto del sitio en general y del paseo en lo particular; pero también respecto del uso de los recursos naturales y las posibilidades que otorga el ambiente en la mejora de la calidad de vida del hombre. Para reconocer y aprender acerca de los nuevos modos de generación de la energía, de uso responsable de los recursos, de respeto por la flora y por la fauna, de convivencia armónica entre el ser humano y la naturaleza.

En esta propuesta, el estimulante programa de usos se articula mediante cuatro sistemas geográficamente identificados: PLANÍCIE, HUMEDALES, PIEDEMONTE y CERRO:

En las cotas más bajas, en un área de pendientes suaves, el sistema PLANÍCIE incorpora el nuevo ACCESO PRINCIPAL al predio con sus correspondientes estacionamientos. Entrando en el recinto se accede a todas aquellas actividades que tienen que ver con la COSMOLOGIA DE LA BIODIVERSIDAD. Se trata de poner en relieve la dimensión social de paisaje, partiendo de los pueblos originarios de la región de Cuyo y las sucesivas colonizaciones, siguiendo las evoluciones, comportamiento, interacción con los animales y el medio en que se habita, así como los modos de subsistencia hasta llegar a nuestros días.
Junto al acceso en donde se ubica el pabellón AREA PÚBLICA se han situado también otros servicios y equipamientos que conviene organizar de modo que puedan tener eventualmente un uso independiente: la BIBLIOTECA y salas de estudio, la ADMINISTRACIÓN general y el AUDITORIO. En el área sur y en una posición más retirada, al otro lado del reservorio hídrico (humedales en forma de espejos de agua a modo de lago) de nueva creación, se sitúa el área que se destinará al HOSPITAL VETERINARIO, objeto de ulteriores etapas. Se propone de modo que pueda albergar también un centro específico para recepción, rehabilitación y derivación de animales y otro para la investigación científica.
Seguidamente un curso de agua con embalses actúa como nuevo ecosistema vertebrador del parque potenciando nuevas formas de vida a la vez que actúa como límite naturalizado entre los sistemas de PLANÍCIE y PIEDEMONTE. A este sistema le llamamos de HUMEDALES y se alimenta con agua de lluvia y agua de la red, que es recirculada y depurada mediante vegetación. Aquí el objetivo es hacer hincapié en la importancia del agua para la región así como dar a conocer el ecosistema asociado a través de un programa de INTERPRETACIÓN AMBIENTAL.
La ladera este del Cerro de la Gloria, presenta una topografía más pronunciada que es protagonista del paisaje de senderos que lo cruza. Dichos senderos históricos consiguen dislocar a los visitantes a través de las pendientes y acompañan la mejor forestación de todo el predio. A esta área la llamamos PIEDEMONTE. Mediante una REFORESTACIÓN intensa, a nivel de árboles y sotobosque, se propone cambiar la experiencia que se tiene actualmente. La intención es que los senderos que actualmente disfrutan de vistas sobre los taludes y jaulas de manera reiterada se conviertan en “pasillos o túneles naturales” con el fin de evitar molestias a la potencial fauna autóctona que la habitará.
Estamos pues ante un cambio de paradigma invirtiendo la lógica actual con respecto a los animales, hasta ahora confinados a espacios reducidos siendo observados por los humanos abiertamente con absoluta disponibilidad y desde múltiples perspectivas siempre elegidas por los humanos. En cierto modo, ahora van a ser éstos quienes estén confinados en senderos precisos desde donde puedan observar únicamente con respeto y de manera discreta a la flora y fauna del Ecoparque.. En este sentido, se construyen paneles estratégicamente dispuestos en los que se incorporan ventanas horizontales o “ventanas naturales” en ausencia puntual de vegetación.
En esta área se incorporan estructuras de madera transversales a la pendiente que ofrecen al visitante EXPERIENCIAS DE AVENTURA Y OBSERVACIÓN DE FAUNA que incluye sensaciones diversas como estar en la copa de un árbol a 15 metros de altura o el descenso a un foso que hasta ahora lo ocupaba un animal, teniendo así la vivencia que ese tenía de su existencia en cautiverio.

Premios
2do PREMIO

Cliente
Secretaria de Ambiente e Ordenamento Territorial, Gobierno de Mendoza, Argentina.
FADEA, Federación Argentina de Entidades de Arquitectos
CAMZA, Colegio de Arquitectos de Mendoza

Área
31 Ha

Asociados
José María Silvestro, arquitecto

Equipo
Pablo Bianchi, Agustin Merino, Laura Venegas, Mariona Oliver Pujol Arquitectos; Josep Parcerisa + Alvaro Clua Arquitectes; Enric Pulido e Júlia Sáez estudiantes de arquitectura; María Fernanda Arias Godoy, Gabriela Amorim, Robert de Paauw, JDVDP Arquitetos Brasil; Estudio de Arquitectura Vicens+Ramos; Marti Boada Junca, Investigador del ICTA (Institut de Ciencia i Tecnologia Ambientals) ; Anna Zahonero, bióloga; Andrea Lacave, Ingeniera Agrónoma; Roxana Piastrelli, Ingeniera Ambientalista; Víctor Burgos, Ingeniero Hidráulico.