Image module

CONCURSO ARENA BSB – COMPLEJO DEPORTIVO E DE RECREACIÓN
Brasília, BR. 2019

La propuesta realizada para el concurso parte del reconocimiento de la excepcionalidad, en escala y potencia espacial, del Estádio Nacional Mané Garrincha y busca enfatizar su condición de protago¬nista simbólico del conjunto. En ese sentido, se buscó trabajar los nuevos elementos construídos a partir del registro del paisaje y no del edificio. Al presentarse a la ciudad como paisaje, el conjunto articula la escala metropolitana del eje monumental con la escala más cotidiana, en la porción norte del perí¬metro, sin crear relaciones de frente y fondo.
Fueron localizados cuidadosamente los nuevos programas previstos con el propósito de organizar con claridad dos sectores de naturalezas distintas: El sector sur se vincula a la escala monumental/metropolitana y da soporte a eventos extraordinarios y grandes públicos ocasionales. A parte del Estádio y del Gimnasio existentes, en este sector se encuentra el área libre destinada a los eventos de gran tamaño. La contigüidad al eje monumental, permite crear plazas de acceso independientes para cada uno de los tres equipamientos, dotadas de las mejores condiciones de accesibilidad por la Vía N1 y evitando la interferencia con los demás equipamientos o sectores.
El sector norte dialoga con la escala local y recibe a los pequeños eventos, actividades cotidianas y frecuentadores usuales.
El punto clave del proyecto se caracteriza por el Bulevar y consiste en un sistema de organización espacial concebido más como paisaje de que como edificio y cuya presencia urbana evoca imágenes que van de las grietas del suelo seco erosionado a los metaesquemas de Hélio Oiticica (artista plástico brasileño). Este sistema permite resolver de modo claro y articulado todos los programas comerciales y de servicios en un conjunto de edificios dispuestos a lo largo de un eje arqueado de aproximadamente 700 metros de extensión y con una suave declividad longitudinal que se acomoda a la topografía local. Se propone en el centro del Bulevar un arroyo artificial con aguas de flujo continuo que discurren por gravidad conforme la caída natural del terreno. La vegetación asociada a ese microclima es fundamental¬mente del tipo ciliar, típica del Cerrado (sabana), conseguiendo mejor inércia y confort térmico. En contraste, las cubiertas de los edificios comerciales repre¬sentan los paisajes de prados del altiplano del Cerrado como el “campo vacío” (campo limpo) con predominancia de hierbas y pastos, o los “campos llenos” (campo sujo) con presencia de arbustos bajos y espaciados en tierra predominantemente roja y pobre de nutrientes.
Como paisaje de referencia del área, el Cerrado se contextualiza por los diferentes biomas que representan sus fi¬tofisionomías. Los cambios estacionales bien marcados, permiten diferencias relevantes en la percepción del paisaje, en función del período de seca del invierno o el período de lluvias en el verano.
A partir de la división del terreno en dos grandes cuencas, se representa el contraste de ese ecosistema por medio de la selección de las especies vegetales preferencialmente nativas asociadas a los cuerpos de agua: la Cuenca Norte reproduziendo un contexto más asociado a las aguas perennes (parque deportivo y bulevar) y Cuenca Sur (estacionamientos, área del gimnasio, estadio, plaza de eventos, fachada del eje monumental) que retrata las áreas más secas, sin embargo preparadas para recibir las aguas en los períodos de lluvia.
De esa forma, em vez de recorrer al drenaje puro y simple de los espacios abiertos, el abordaje adoptado para el manejo del água de lluvia trabaja en consonancia con los partidos arquitectónicos y de pai¬sajismo, en una planificación sistemática e integrada del paisaje construído. Comprende la topografía y las características físicas del suelo como elementos estructurantes, a partir de los cuales la dinámica local del agua de la lluvia es organizada de forma a constituirse como vehículo que viabiliza la construcción de un paisaje regenerativo. Se considera también la existencia de las edificaciones ya construídas, en especial a lo que se refiere al gran excedente de água de lluvia captado a partir de la cubierta del estádio, que pasa a ser abrigado en um conjunto de lagos situados al este, en el punto más bajo del terreno.

Premios
Mención Honorífica

Cliente
Arena BSB
IAB – DF Instituto de Arquitetos do Brasil, Departamento do Distrito

Área
807.000m²

Asociados
Hereñú + Ferroni Arquitetos

Consultores
Guilherme Castagna

Equipo
Camila Omiya, Eduardo Ferroni, Felipe Maia, Gabriela Barbosa Amorim, Guilherme Castagna, João Pedro Sommacal, Jonatan Corrêa, Levy Vitorino, Maria Fernanda Arias Godoy, Marina Smit, Marina Uematsu, Pablo Hereñu, Pedro Freire, Robert de Paauw, Sofia Toi, Xavier Mayor